A propósito de mi Blog

Parafraseando a Gustav Jung (1875-1961). “Todo en la creación es esencialmente subjetivo y el sueño es un teatro donde el soñador es a la vez escenario, actor, gerente, autor, público y crítico”.

Me encanta esta cita pues describe perfectamente la imagen de lo que debería llegar a ser este blog, que no es otra cosa que mi visión del mundo de la Gestión Cultural y la producción artística.

Esta visión resulta de las distintas experiencias profesionales que me han llevado a ser lo que soy, experiencias que se conectan formando un todo (como en un sueño donde no hay reglas, ni imposibles, ni categorías inalterables) que abarca los distintos conceptos que transitan en este mundillo, y que van desde la puesta en escena hasta los intérpretes, desde  la organización en la gestión hasta el conocimiento de la  audiencia, desde el papel que tiene la crítica hasta la influencia de la redes sociales, etc…

Se podría decir que la finalidad de mi blog es básicamente didáctica: aprender yo para poder enseñar después,  mi aspiración no es otra cosa que no dejar nunca de aprender, de todo y de todos.

El hecho de preparar los artículos  me obliga a investigar, priorizar y concretar, y de ello aprendo. Tengo una fuente inagotable de inspiración en mis alumnos y alumnas del Conservatorio Superior de Música y de Danza de Valencia,  y gracias a ellos puedo profundizar, actualizarme y resetearme sistemáticamente  en todo lo relacionado con el mundo de la gestión y la producción en Música y Artes Escénicas.

Al intentar hacer una propuesta novedosa, ya sea tanto en un plano teórico como creativo, en muchas ocasiones encuentro una solución fuera del ámbito estrictamente artístico, pero también me ocurre con frecuencia lo contrario, que un problema cotidiano encuentra solución en conocimientos propios del “mundo artístico”, si es que tal existe.

Reflexionando en todo ello concluyo que, en el fondo, gestionar, interpretar o bailar no son actividades distintas de cualquier otra actividad diaria, y que todas ellas nos influyen e interactúan más allá de la función principal. Todo está relacionado entre sí, es como el fenómeno físico de los vasos comunicantes…

Con esto anticipo ya una característica inherente en mí, la de preguntarme constantemente el por qué de las cosas, es decir, tratar de ir más allá de lo evidente y buscar las “causalidades” y no las “casualidades”, considerando que todo encierra una lección si estamos abiertos a entender y aprender.

Así que aquí comienza mi punto de partida, ”mi sueño”, como diría Jung.

¿Te atreves a soñar?

Responder a EdwardThusa Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *